Publicidad

domingo, 4 de noviembre de 2012

Denuncia sobre Protección de Datos

Dos celadores del Hospital Universitarios Nuestra Señora de la Candelaria, han sido imputados por el Juzgado de Instrucción nº 2 de Santa Cruz de Tenerife, que les investiga por un posible delito contra la intimidad, en la modalidad de descubrimiento de secretos, al haber accedido de forma reiterada (algunos días hasta en 23 ocasiones) y sin permiso al Historial Clínico de una paciente.

La querella se ha ampliado al Servicio Canario de Salud y al Gobierno de Canarias.

Uno de los imputados, desempeña sus funciones en el Servicio de Admisión y Documentación Clínica, mientras que la otra persona, trabaja en el Hospital desde 1993, aunque en 2001 fue nombrada coordinadora de relaciones sociales, un cargo que según fuentes sindicales no figura en la Relación de Puestos de Trabajo.

Se desconoce la causa por la que se accede en tantas ocasiones a la Historia Clínica de la Paciente, aun estando dada de Alta en el Hospital.

En un comunicado reciente de la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública en Canarias, afirmaba que "la seguridad y la privacidad de los datos son cruciales en las Historias Clínicas y en cuanto a los permisos de acceso a las mismas, ya que los pacientes son los propietarios de sus propias Historias Clínicas y son ellos mismos quienes han de decidir quién puede ver su información sanitaria y cuándo. Por tanto, resulta inconcebible e intolerable que cosas como la denunciada puedan suceder en el Servicio Canario de Salud, cuando es éste el que ha de proteger las Historias Clínicas electrónicas de intrusos como los denunciados que no tienen la correspondiente autorización escrita por parte de la paciente".

La petición de condena de la acusación particular es de seis años de cárcel (la máxima prevista en el Código Penal) y multa por 24 meses a razón de 400,00 € diarios.

Las Historias Clínicas son la principal fuente de denuncias de protección de datos.

Ante el artículo publicado en el diario canariasahora.es me surgen algunas preguntas:

  • ¿Como es posible que un celador tuviera acceso al programa informático de Historias Clínicas?
  • ¿Es mejor no tener profesionales cualificados y así ahorrarse unos euros al mes?
Podéis enviar vuestras reflexiones si lo consideráis oportuno.

2 comentarios:

  1. Estas cosas pasan por no tener en el servicio profesionales cualificados y preparados especificamente para ese puesto. Les va a salir cara la broma!!! A ver si a partir de ahora se piensan mejor las cosas antes de contratar a nadie.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Lo mas triste de todo esto es que estos señores van a salir de rositas, tenían que haberlos suspendidos de trabajo y sueldos hasta que esto se resolviera, pero ya veo que el s.c.s. esta gobernado por inteligentes, hay otro caso que si suspendieron al trabajador de trabajo y sueldo, y hay muchos mas que han cometido el mismo delito tienen nombre y apellidos, que revisen los informáticos todas las claves puestos q se ocupan y hasta donde han llegado con sus claves, descubriremos mas pasteles. el casos del celador tiene a su hija enchufada en atención al paciente. hay va la cosa.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario aquí